Endling – Extinction is Forever, El Apocalipsis visto desde los ojos de una zorra y sus cachorros

En el mundo prácticamente se han acabado los recursos y hay que sobrevivir como sea en este videojuego de conciencia ambiental
  • ¿Cuándo?: 19 de julio de 2022
  • Desarrollador: Herobeat Studios
  • Distribuidor: Herobeat Studios y HandyGames
  • Plataformas: PC, Nintendo Switch, Xbox One y Series X|S, PlayStation 4 y 5
  • Precio: 29,99 €

En los videojuegos, del mismo modo que con los libros, se brinda la oportunidad de poder ser cualquier personaje (que la imaginación de su autor quiera). Un superhéroe, un personaje histórico, alguien completamente anónimo o como el caso de este videojuego un animal. Recientemente las redes sociales se han llenado de vídeos sobre el último título de Annapurna Interactive ‘Stray’, protagonizado por un gato, hace años ocurrió también con el  ‘Goat Simulator’, en el que el  jugador se convertía en una cabra, entre otros títulos. Pero desde Barcelona, el equipo de Herobeat Studios, propone ser una mamá zorro que tratará cómo sea, que sus cachorros sobrevivan en un mundo inhóspito por culpa de la contaminación y explotación que ha hecho el hombre del planeta Tierra. Su intención es hacernos recapacitar sobre la contaminación, el cambio climático y la conservación de la fauna y flora de nuestro planeta. Recientemente hemos tenido un verano con varias olas de calor por culpa de la alta contaminación y consumismo del que el ser humano lleva haciendo gala los últimos 100 años. 

Con esta introducción podemos pensar que el videojuego es aburrido pero nada más lejos de la realidad. La jugabilidad es una parte muy importante, siendo una aventura de plataformas y exploración con puzzles, que además añade toques de rol con árbol de habilidades.

¿De qué va?

El personaje principal es una mamá zorro, que tras huir de un incendio devastador sobrevive cobijándose en una cueva. La razón por la que huye de dicho fuego, además de por el instinto de supervivencia, es porque espera una camada de cachorros. Estos pequeños serán su razón de vivir. Pero nada va a ser fácil para esta mamá soltera. Conseguir comida y mantener a salvo a sus cachorros en un lugar inhóspito y rodeada de peligros, obliga a tirar de ingenio y sacrificio para conseguir salir adelante.

El Apocalipsis visto desde los ojos de una zorra y sus cachorros

El entorno cuenta con muy poca vida debido a que la contaminación y la explotación del entorno, por el hombre, prácticamente ha terminado con los recursos naturales. Esto hace más complicado subsistir. Encontrar comida supone cazar los pocos animales que forman parte de la pirámide alimenticia tanto de la mamá como de sus pequeños. También la alimentación puede ser complementada con frutas y bayas que todavía crecen, incluso por la basura generada por el hombre. La exploración será cada vez más costosa porque también nosotros acabaremos con los recursos que tengamos más cerca de la cueva dónde vive la familia zorro obligándolos a ir cada vez más lejos y por tanto estar en mayor peligro. 

Todos los días hay que salir a conseguir alimento para asegurar que la camada crezca sana y fuerte. Esto obliga a explorar, al principio en solitario, y luego acompañada de las crías. Sobre todo al principio, mamá tiene que volver todas las noches para alimentar a los pequeños, y evitar que las crías mueran. 

¿Qué sería de un videojuego de exploración y plataformas sin la posibilidad de aprender habilidades? Este es un apartado muy interesante y que permite una evolución entretenida del juego.

Mamá la ‘profe’
Tenemos que enseñar a los pequeños diferentes aptitudes que ayudarán a explotar los recursos del entorno. Y todo ello lo aprenderán gracias a su madre, cómo ocurre en la vida real. Saltar, olfatear, trepar, seguir un rastro y escondernos mediante el sigilo serán las cosas que las crías aprenderán y permitirán ayudar en el avance de la historia así como también en el trabajo diario, además de que les servirán cuando sean independientes y mayores. 

El Apocalipsis visto desde los ojos de una zorra y sus cachorros

Primero, el hecho de convertirse en una mamá zorro y cuidar a unos cachorros, probablemente no sea un concepto que pueda atraer a un gran público. Pero quiénes hayan tenido mascota entenderán perfectamente las fases de criado y aprendizaje además de saber que no es nada fácil. Ver que en muy poquitas horas los cachorros crecen y aprenden, y que todo ello lo hacen en un espacio tan hostil es muy satisfactorio. Sin olvidar por supuesto, el mensaje principal de que hay que cuidar la naturaleza y no destruirla por culpa de la avaricia humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.