Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge, sé una auténtica tortuga ninja

DotEmu tira de nostalgia para actualizar un género que no pasa de moda
  • ¿Cuándo?: 16 de junio de 2022
  • Desarrollador: Tribute Games
  • Distribuidores: DotEmu
  • Plataformas: PC, Nintendo Switch, PlayStation 4/5, Xbox One y Series X|S
  • Precio: Desde 24,99€

Unos de los personajes más icónicos de la televisión y el cine de los 90 fueron las’ Tortugas Ninja’. Su origen viene de unos cómics publicados a finales de los 80 y saltaron a la fama desde ahí. Las aventuras de Leonardo, Raphael, Michelangelo y Donatello fueron el momento más entretenido para varias generaciones de la chavalada de aquella época, que al salir del cole iba corriendo a casa a merendar y ver su serie de dibujos favorita. Incluso en los recreos los niños las imitaban al grito de ¡Kowabunga!. Eran unos personajes muy divertidos. Unas tortugas que se habían convertido en mutantes, que adoraban la pizza y sabían artes marciales porque su maestro Splinter una rata, también mutante, les había enseñado y educado. Eran quiénes luchaban contra el crimen en Nueva York y por tanto eran los justicieros de la ciudad. Fueron lo más de moda durante bastante tiempo y de los que supieron aprovechar a nivel comercial para hacer todo tipo de juguetes, camisetas y por supuesto películas. Pero cuando algo en televisión o en el cine tenía éxito en aquellos años, no podía faltar algún videojuego. Al igual que los juguetes, estos videojuegos se convirtieron en un éxito de ventas del que ahora se ha hecho un gran homenaje. Veinte años después hubo nuevas versiones tanto en el cine como en televisión de la mano de Nickelodeon pero no tuvieron tanto éxito como las originales.

Leonardo, Raphael, Michelangelo y Donatello en la serie de 1987
Leonardo, Raphael, Michelangelo y Donatello en la serie de 1987

Un género que no pasa de moda
Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge es un juego del tipo ‘Yo contra el barrio’ o también llamado ‘Beat them up’. A finales de los ochenta y primeros de los 90 fueron un éxito. Son una variante de aquellos arcade de lucha como los Street Fighter, Mortal Kombat o King of Fighters en el que un personaje debía derrotar a todos los enemigos, pero esta vez en lugar de ser de uno contra uno en pantallas estáticas, el personaje jugable debe recorrer diferentes lugares o pantallas y a su paso aparecerán oleadas de enemigos. Para terminar cada una de esas fases hay que derrotar a un jefe final.

Afortunadamente está sencillez, en cuanto a la mecánica jugable, ha sabido sobrevivir durante todos estos años. Sagas como ‘Street of Rage’ se han mantenido en el tiempo, con un sabor añejo, pero que también ha permitido modernizar un tipo de juego que en principio es bastante simple pero que engancha.

Recuperar unos personajes icónicos y acompañarlos con una estética ‘Pixel art’ es directamente todo un acierto. De hecho muchos de estos videojuegos, aunque sean modernos o nuevas IPs, como Final Vendetta que revisaremos por aquí próximamente, también utilizan este mismo estilo visual. Pero hay que modernizarse para atraer a nuevas generaciones de jugadores.

La acertada, puesta a punto de un clásico
Está entrega de las ‘Tortugas Ninja’ trae el buen hacer de DotEmu, quienes ya distribuyeron Street of Rage 4. Título del que han incorporado mecánicas para darle una vuelta muy interesante. El videojuego trae un muy bien balanceado sistema de dificultad, algo que no es fácil en este tipo de género que suele ser difícil para el jugador no experto. Otro aspecto es la variedad de los escenarios, que permiten una interesante internacional en los combates al poder utilizar elementos externos. Los combates serán cada vez más espectaculares con las habilidades que iremos aprendiendo subiendo de nivel a los personajes. Se puede completar la historia con las cuatro tortugas ninja ya mencionadas, el maestro Splinter y también con la reportera Abril, y ¡ojo spoiler!, una vez terminada la historia principal por primera vez, se desbloqueará al mítico Casey Jones como personaje jugable. Esto sería lo más importante en cuanto a la jugabilidad para un solo jugador. Pero por supuesto tiene el componente cooperativo en el que hasta 5 jugadores a la vez podrán repartir leña por las calles de Nueva York.

Si eres de aquella generación que merendaba viendo esta serie de dibujos animados y sigues jugando a videojuegos, es seguro que vas a querer incorporar este título a tu biblioteca. Pero por otro lado es un videojuego tan sencillo y divertido que es interesante también para otros jugadores. Su bajo precio además de que está disponible para todas las plataformas, e incluido en el catálogo también del Xbox Game Pass desde el día uno lo hacen atractivo. A pesar de su corta duración, es sin duda uno de los imprescindibles de este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.