Biomutant, el mapache que sabe Kung Fu

Luces y sombras para una de las sorpresas más divertidas en lo que va de año
TítuloBiomutant
Fecha de lanzamiento:25 de mayo de 2021
Distribuidor:THQ Nordic
Desarrollador: Experiment 101
Plataformas:PlayStation 4/5, PC, y Xbox One y Series X/S
Precio:59,99 € o con descuento aquí

Había muchas ganas de que este videojuego por fin se publicara y es que lo estamos esperando desde 2017. Aunque hay que reconocer que la espera ha valido la pena, ‘Biomutant’ se ha visto salpicado por la polémica desde el principio, en parte porque algunos han querido medirlo con el mismo rasero que a las grandes producciones, los juegos triple A.

‘Experiment 101’ es un pequeño estudio sueco de desarrollo de videojuegos formado por unas veinte personas. Por tanto, se encuentra a medio camino entre ser un juego independiente y una gran producción. Esto tampoco es excusa para ser excesivamente benevolente con el trabajo realizado y, por tanto, también habrá que ser crítico si el resultado del producto no es el esperado. Tal vez se les fue de las manos en cuanto a las expectativas.

El marketing como arma de doble filo

Hay ocasiones en las que crear demasiada expectación sobre un producto puede derivar en que se espere demasiado y el resultado final puede que no sea para tanto. Este parece uno de los errores que se han producido con este título. Hay que dejar claro que es un buen juego, muy entretenido, espectacular, bien cuidado y aunque tiene sus fallos, muchos de ellos han sido resueltos con el primer parche de actualización. Pero tal vez han ido de sobrados. Sobre el papel siempre la teoría parece fácil de llevar a la práctica, pero normalmente no lo es si no cuentas con la experiencia suficiente. Tal vez no han sabido medir lo que realmente podían crear. No hubiera pasado nada y probablemente los fallos iniciales del juego hubieran sido más perdonados por los jugadores si no hubiera una campaña de marketing tan brutal detrás. Considerar este juego un proyecto algo más grande que un indie hubiera sido más acertado. Así como el precio final del videojuego es otro de los puntos a tener en cuenta a la hora de recibir críticas y es que tal vez no valga los 59,99 euros de precio final.

Y ya hablando del juego, no es un producto fácil de realizar porque han mezclado muchos elementos actuales y una historia con gancho para tenernos delante de la pantalla durante un buen puñado de horas.

Salvar el mundo

En un futuro en el que los seres humanos ya no se encuentran en el planeta Tierra, es el reino animal quien gobierna. Pero ha habido una evolución y estos animales son inteligentes como el ser humano, para bien y para mal. De hecho, llama la atención que podemos encontrar restos de la civilización humana.

De nuevo nos meteremos en la piel de un personaje que tendrá que luchar contra todo y contra todos para evitar la destrucción del mundo donde vivimos. Lo curioso es que el protagonista de esta historia es una especie de mapache tuneado que sabe kung fu. De hecho comparte cierto parecido físico con uno lo de los protagonistas de la saga de Marvel, ‘Guardianes de la Galaxia’, el simpático Rocket.

Tintes cómicos, RPG de acción y mundo abierto

El juego en sí no es una comedia pero tiene muchos toques divertidos que podemos encontrar, por ejemplo, en los nombres de los objetos, armas o personajes que iremos encontrando. Tal vez demasiado infantil para el público más adulto, aunque no deja de ser simpático.

También se apunta a la moda actual, a veces inevitable, de ofrecer un juego de rol. Desde el primer momento en el que ya tenemos a nuestro personaje deberemos decidir entre una variedad, tal vez demasiado grande, de posibilidades que definirán como será inicialmente nuestra aventura en cuanto a la capacidad de combate e incluso la interacción con el entorno. Así como personalizar nuestra apariencia.

Otro de los aspectos que están bien reflejados en cuanto a dicho componente rolero es la utilización de objetos y la exploración. Parece que últimamente todos los juegos tienen que tener esta doble jugabilidad. Además, tal y como lo han implementado, puede ser atractivo para cualquier joven jugador de rol moderno, ya que, aunque no es necesario explorar todos los rincones de este mundo abierto, es bastante agradecido en cuanto a la obtención de objetos, ya sea por recompensas o por simple exploración.

Según vayamos avanzando en la historia, nos daremos cuenta que algunas misiones son demasiado sencillas, al igual que los puzzles. Así iremos obteniendo puntos de habilidad y otras mejoras para nuestro personaje, así como la capacidad de crear objetos y armas más potentes, necesarias para acabar con determinados enemigos.

‘Biomutant’ podía haber sido una de las grandes sorpresas de este año, pero tal vez hubiera necesitado seis meses más de desarrollo para haber pulido ciertos aspectos que lo hubieran hecho un juego redondo de salida. A pesar de todo, es muy entretenido, simpático, con un mundo abierto muy bonito de ver y también de disfrutar. Con una historia que una vez metidos en harina es fácil empatizar y querer terminar. Así como el estilo de combate cuerpo a cuerpo y la combinación de armas a distancia lo hacen muy espectacular. También la personalización del personaje con las prendas que encontraremos por el camino harán que nuestro aspecto sea único y divertido. Después de todo, quizá merezca una buena oportunidad.