Days Gone en PC, ¿merece la pena?

Hace algo más de 2 años que conocimos la historia de Deacon St John, el motero protagonista de este videojuego que viene de la exclusividad de PlayStation para dar el salto al ordenador

Con un argumento que nos recordaba en exceso a otro exclusivo de Sony, The Last of Us, nos embarcamos en la aventura de este buscavidas para tratar de encontrar a nuestra amada.

Pero debido a que el videojuego no es un nuevo lanzamiento y del que te dejamos aquí el análisis de aquel momento en cuanto argumento y jugabilidad, este artículo se va a centrar en un análisis de la adaptación que se ha hecho de PlayStation 4 al PC.

Como ya ha ocurrido con otros títulos que salieron en exclusiva para la videoconsola de Sony, cómo Detroit: Become Human, Heavy Rain, Beyond Two Souls, Horizon Zero Dawn o el último videojuego de Hideo Kojima, Death Stranding, llega a Steam y Epic Games probablemente uno de los mejores videojuegos de PlayStation 4.

Curiosamente de este tipo de decisiones solamente se puede beneficiar el usuario, que en su momento no pudo jugar a alguno de esos títulos anteriores por no tener ‘una Play’ pero con el paso del tiempo estas exclusividades pueden verse rotas o bien, porque ya formaban parte de las condiciones del lanzamiento o por que los estudios quieren dar el salto a otras plataformas. Pero muy probablemente este tipo de lanzamientos tienen que ver con una posible estrategia por parte de Sony de hacer llegar sus exclusivos al ordenador, y buena prueba de ello parece ser la página dedicada a PlayStation Studios en Steam. ¿Querrá decir esto que veremos adaptaciones de videojuegos tan clásicos como The Last of Us o God of War en PC?. Veremos cómo avanzan los acontecimientos al respecto pero mientras tanto vamos a ver en detalle qué tal se ha adaptado este Days Gone al ordenador.

Los cambios técnicos
Cuando desarrollas un videojuego y este se va a ejecutar en una o dos combinaciones de hardware tienes que tratar de exprimir esas capacidades para tratar de obtener el mejor rendimiento y por supuesto que sea visualmente lo mejor posible. Pero hacer un ‘port’, como este es el caso, de un videojuego que ya estaba realmente ajustado a PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro no debe ser nada fácil. A pesar de ello el resultado es de una calidad técnica impecable. Tanto es así, que incluso en 1080p que es la resolución de la que viene el juego, hasta las cinemáticas tienen un nivel de detalle que sorprende para quienes ya lo jugamos.

Resolución, texturas y controles
A estas alturas y con la nueva generación recién llegada es innegable que un videojuego que se actualice o se lance en estos días tiene que llegar al menos al 4K y con un mínimo de 60 fps. Todo lo que sea subir de ahí mejorará por supuesto la experiencia, y precisamente Bend Studios ha hecho un trabajo espectacular para conseguir, que de manera nativa el juego pueda verse en esa resolución y con un nivel de definición nunca visto hasta ahora.

No es que en PlayStation el videojuego se viera mal. Es ahora cuando realmente podemos deleitarnos con un nivel de detalle gráfico. Y para quienes vimos el título original llama la atención.
El apartado Opciones que ha sido adaptado y diseñado para poderse ajustar a las características técnicas del ordenador. Ha sido mimado hasta tal punto que si queremos hacer ajustes personalizados en cuanto la calidad de imagen podemos ver sin salir de ahí cuál va a ser el rendimiento final gracias a que nos muestra el número de imágenes por segundo. Pudiendo elegir el tamaño de la resolución, los hercios máximos que soporta nuestra pantalla así como el detalle más brutal: poder limitar o no las imágenes por segundo.
También tendremos un apartado de gráficos avanzado que nos permitirá ajustar un montón de otros aspectos como cualquier otro juego de PC en el que hayan cuidado este detalle. No todos lo hacen.
Y por último y no menos importante también tenemos la posibilidad de ajustar los controles a nuestro gusto. No hace falta recordar que el videojuego fue diseñado para ser utilizado mediante DualShock, pero claro en ordenador tenemos infinitas posibilidades en cuanto a mandos y también los controles habrán de ajustarse a quiénes utilizan teclado y ratón. Y aunque el videojuego cuenta con el soporte nativo del mando de Sony han sabido adaptarse a los estándares soportados por Windows. Esto quiere decir que no tenemos porqué utilizar un mando de PlayStation sino que tenemos muchas posibilidades siendo la más lógica la utilización de un mando de Xbox, ya sea de la Series X o S o bien de la One. Aunque por supuesto esto sí que dependerá de si somos de jugar con mando o no, ya que mapear los controles con teclado y ratón ha sido exquisitamente cuidado.

Lavado de cara pero sin dar realmente el salto
Desafortunadamente hay un detalle que no se entiende que se haya pasado por alto. La tecnología de ‘raytracing’, o trazado de rayos qué tanto está siendo demandada por los usuarios y que además ya es lo que identifica a un videojuego actual. De haberla incluido, el salto de calidad hubiera sido mucho mayor dado que actualmente están dando tantas alegrías a los desarrolladores como a los jugadores por el nuevo rendimiento en los videojuegos. Y debido además por muchas de las características visuales y de como nos enseñan muchas cosas en el juego parece un sinsentido a día de hoy. Aunque también es cierto que el estudio ha dicho que se plantea incluirlo en un futuro cercano.

El precio ¿justo?
El videojuego sigue siendo interesante y jugarlo en ordenador es una experiencia enriquecedora sobre todo si lo comparas con la versión de consola. ¿Pero vale la pena pagar 49,99 euros por un videojuego de hace 2 años?. El precio siempre es algo relativo pero en este caso hay que recordar varias cosas importantes.
La primera es que es una gran superproducción, o triple A, de la industria de los videojuegos. Fue uno de los grandes lanzamientos en 2018 entre los que Sony tiró la casa por la ventana con una nueva franquicia y que probablemente no supieron valorar en aquel momento.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que es el segundo gran exclusivo de PlayStation junto con Horizon Zero Dawn que salta al ordenador y que a nivel técnico es impecable. Así que si quieres jugar a una superproducción de Sony pero no tienes una Play este es el momento.

También hay que recordar que este videojuego tuvo un precio de salida de 59,99 euros para PlayStation 4, qué ha sido rebajado en diferentes ocasiones de manera oficial en la tienda digital y que de hecho ha formado parte de los juegos regalados para los suscriptores de PlayStation Plus y por tanto mientras mantengan activa la suscripción si lo añadieron a su biblioteca siempre lo tendrán ahí.

Pero para ser justos con la versión de PC debemos pensar que ha habido que trabajar en muchos aspectos para ofrecernos una experiencia de juego de las que podemos vivir gracias a las producciones de Sony pero que hay que tocar muchas cosas para poder mantener el nivel de dicha obra en un ordenador. Por tanto si repasamos los aspectos que han sido añadidos, en la trastienda de acuerdo, para poder tener los ajustes y el rendimiento necesario a la potencia y capacidad gráfica que es muy superior al de la consola para la que fue diseñado hay que alabar y también valorar para pagar ese trabajo.

Además hay otro tema, y es que debido a que en un principio este título no fue el éxito de ventas que se esperaba, Sony no quiso una continuación. Pero resulta que esta puede ser la oportunidad para que haya una segunda parte, que aunque a nivel argumental término bastante bien, es posible continuarla y que de hecho merezca mucho la pena. Tanto las mecánicas como los personajes tienen la fuerza suficiente para ser recordados y recompensados con un Days Gone 2.

Cómo valoración final se puede decir que si ya lo tienes en play o ya lo has jugado probablemente no te merezca la pena. Pero sin embargo si te quedaste con ganas por no tener acceso a esta consola o simplemente eres más de jugar al ordenador no te puedes perder la historia de este videojuego en el que se mezclan zombies, supervivencia, mundo abierto, una historia de amor, además de unos paisajes que te van a hacer querer hacer uso del modo foto.