Análisis del RazerBook 13, el portátil para trabajar con alma gamer 

Razer lanza un ordenador pensado para la movilidad, navegar por internet y el trabajo de ofimática
Anuncios

El fabricante de accesorios para videojuegos americano Razer, aterriza en España por fin con su línea completa de ordenadores portátiles. Y para sorpresa de propios y extraños también tiene un modelo cuya finalidad es la de poder trabajar.

Hasta ahora todo producto que diseñaba la marca estaba destinado al mundo de los videojuegos. Han sabido crear una de las mejores marcas de accesorios gamer: auriculares, ratones, micrófonos, sillas y hasta una barra de sonido.

Tienen también una gama de ordenadores portátiles para un público muy exigente que necesitan poder mover videojuegos a la máxima calidad y no perder ninguna prestación en los eSports. La sorpresa viene en que han creado un portátil para trabajar.

El Razerbook 13 es un ordenador portátil de gama alta diseñado para ofrecer un rendimiento potente. Una de las características más destacables de este dispositivo es su tarjeta gráfica Intel Iris Xe, que es el nuevo modelo de y está diseñado para ofrecer un rendimiento gráfico sobre todo para reproducción multimedia realizando un bajo consumo energético.

En cuanto al diseño, el Razerbook 13 es muy delgado y ligero, con un grosor de solo 14,9 mm y un peso de 1,3 kg. Esto lo hace fácil de llevar a cualquier lugar y es ideal tanto para trabajar como para jugar en movimiento. La tapa y el interior del dispositivo están hechos de aluminio cepillado, lo que le da un aspecto premium y elegante.

El procesador del Razerbook 13 es un Intel Core i7 de 11 generación, que es uno de los procesadores más potentes y avanzados disponibles en el mercado. Esto le permite realizar tareas exigentes de forma rápida y eficiente, siendp una excelente opción para aquellos que buscan un dispositivo para trabajar.

Las pantallas del Razerbook 13 son de 13,3 pulgadas y cuentan con una resolución básica de 1080p pudiendo elegir un modelo que llega al 4k, lo que le permite ver imágenes y vídeos con una calidad de imagen excepcional y disfrutar de una experiencia visual inmersiva. Además, la pantalla es compatible con el estándar Pantone, lo que garantiza una reproducción precisa de los colores para aplicaciones de diseño gráfico y edición de video. También puede elegir que sea táctil lo que permite una interacción mucho más directa con el ordenador.

En cuanto al almacenamiento, el Razerbook 13 viene con 256 GB de almacenamiento básico SSD, pudiendo llegar hasta el tera. La utilización de esta tecnología para su disco duro es uno de los grandes secretos de la velocidad que puede alcanzar este ordenador. Y es que es sorprendentemente rápido en su uso cotidiano.

En cuanto a la autonomía, el Razerbook 13 cuenta con una batería de larga duración de hasta 10 horas, que le permite trabajar prácticamente una jornada completa sin tener que recargar el ordenador o incluso dejar el transformador en casa.

Precisamente no se olvida de su público objetivo con detalles para los gamers. El teclado cuenta con iluminación RGB que puede ser gestionada desde el propio software de la marca Razer Synapse.

El modelo que la marca ha enviado para realizar este análisis ahí es uno de los de capacidades intermedias, exactamente es el RZ09-0357, con pantalla Full HD táctil, 512 gigas de almacenamiento y 16 gigas de memoria RAM. Uno de los intermedios que da idea de dónde puede llegar en cuanto a características y acabados.

En general estás delante de un dispositivo muy bien terminado en cuanto a diseño y con unas especificaciones técnicas que dan más que de sobra para prácticamente cualquier uso que se le quiera dar a un portátil. La única limitación viene por el sistema de tarjeta gráfica integrado que está pensado para movilidad y reproducción multimedia pero no para jugar a videojuegos exigentes. Su reducido tamaño y peso lo hacen muy cómodo de trasladar incluso sin el cargador por su gran autonomía.

Pero hay que ser honestos y por mucho que el portátil es una gozada, su alto precio puede ser el gran hándicap a la hora de elegirlo. Tener este ordenador o alguno de esta gama supone desembolsar algo más de €1200 dependiendo de el acabado que queramos. Razer, es un fabricante que por lo general cuida mucho el diseño y los materiales y eso hace también que no sea barato. La calidad tiene un precio y si buscas un portátil que te dure en el tiempo esta puede ser la gran baza a la hora de elegirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *