Twelve Minutes, atrapado en su apartamento

Annapurna interactive apadrina ‘12 Minutes’, una aventura gráfica de bucles temporales protagonizada por las voces de varios actores de Hollywood

Twelve minutes’ es un videojuego bastante distinto a lo que el público suele encontrar actualmente en el mercado. Sin duda, su forma de integrar géneros y técnicas muy variadas, dentro de lo que podemos considerar una aventura gráfica al estilo clásico, lo convierte en una propuesta muy bien ejecutada. Por un lado tiene un argumento bastante interesante, una estética diferente y unas mecánicas de juego que lo hacen muy ameno.

Los actores protagonistas

Uno de los grandes atractivos de ‘12 Minutes’ tiene que ver con las voces de los tres actores de Hollywood que dan vida a los personajes. Por un lado tenemos a James McAvoy (el joven Charles Xavier en las últimas película de ‘X-Men’), por otro a Daisy Ridley, (Rey en la última trilogía de ‘Star Wars’) y, por último, al mítico entre los míticos Willem Dafoe.

Precisamente, Willem Dafoe (’Platoon’, ‘Nacido el 4 de julio’, ‘El paciente inglés’, ‘American Psycho’ y tantas otras) es el actor que más experiencia tiene en el sector del ocio electrónico tras haber trabajado en diferentes producciones como ‘Beyond Two Souls’, juego que no se dobló a otros idiomas para mantener la calidad de sus interpretaciones, aunque, por supuesto, sí cuenta con subtítulos.

Toda la acción, en 12 minutos

Dado que manejamos a estos tres grandes actores es de esperar que, al menos, contemos con un buen guion, ¿no?

Así pues nos adentramos en un thriller en el que tendremos que resolver el misterio detrás de un asesinato del cual se nos acusa injustamente.

Parece ser que la muerte de nuestro suegro no fue debido a un ataque al corazón, sino que hay algo más que deberemos averiguar. Y para poder hacerlo tenemos que sumergirnos en un videojuego que nos deja atrapados en un bucle temporal que dura un máximo de doce minutos. Si no logramos averiguar lo que necesitamos durante esos doce minutos, nuestro personaje muere.

La ventaja con la que contamos es que, al estar atrapados en el tiempo, volvemos a revivir una y otra vez lo ocurrido todas las veces anteriores que hemos fallecido. A estas alturas, no hará falta decir la familiaridad existente entre estos doce minutos y el día de la marmota en el que está condenado a vivir Bill Murray en ‘Atrapado en el tiempo’.

La perspectiva

Annapurna Interactive, pero sobre todo su desarrollador y cabeza pensante Luís Antonio, han optado por colocar la cámara sobre los personajes para que el jugador tenga una visión completa, de arriba a abajo, de la acción. Así todos los acontecimientos ocurren bajo la visión del jugador. Esta tendencia solo cambiará cuando queramos investigar a alguna persona u objeto con más detalle. Solo en estos casos dispondremos de una visión más cercana.

¿Cómo se juega?

El título en sí no revoluciona nada porque no inventa, ya que utiliza sistemas narrativos y mecánicas jugables que hemos visto antes, bien en películas y series o en otros juegos.

Toda la acción transcurre en una apartamento de no más de 65 metros cuadrados y, claro está, esto ya supone un desafío en sí mismo que los buenos de Annapurna Interactive han sabido ejecutar con maestría.

Si bien lo más recurrente es encajar ‘12 Minutes’ dentro del género de las aventuras gráficas, también podemos adscribirlo en el llamado ‘point and click’, o juegos en los que nuestra participación se reduce a buscar y pulsar con nuestro ratón o flecha encima de cualquier persona u objeto con el que podamos interactuar… o con una combinación de ellos.

También tiene algo de aventura conversacional, ya que algunos diálogos ayudan y son muy necesarios a la hora de evitar nuestra propia muerte y resolver el misterio que encierran los 65 metros cuadrados del apartamento y los doce minutos que encierran toda la acción. Obviamente, casi ningún misterio se resuelve a la primera, así que la paciencia y el ingenio también pueden ser el mejor aliado del jugador.

Sin embargo, el jugador no se encuentra abocado a buscar y encontrar una combinación de situaciones hasta desbloquear el ansiado final, ni mucho menos. Nuestras decisiones y acciones pueden llevar a la posibilidad de ver diferentes finales, según nuestra capacidad de defender nuestra propia inocencia. Así pues no solo está disponible el consabido final feliz, sino que el jugador puede rejugar para descubrir otras posibilidades.

Si bien la aventura gráfica ha dado tantas y tantas alegrías a lo largo de la historia de los videojuegos, el momento actual no es el mejor en lo que a la popularidad del género se refiere. Quizá por eso, este título parece un soplo de aire fresco y que vale cada céntimo de los casi 25 € euros que cuesta como precio oficial, tanto para PC como para Xbox y que es una de estas joyas incluidas dentro del catálogo de ‘Xbox Game Pass’.

Con todo, este thriller interactivo parecido al cine y de una gran intensidad narrativa quizá pueda ser una de las mejores propuestas para disfrutar en este mes de agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *